Chef Tita: al rescate del patrimonio gastronómico de este país

chef tita


Santo Domingo.-Es difícil resumir toda la riqueza de la gastronomía dominicana en unas líneas.

Las tradiciones, la cultura y hasta la historia han creado una cocina muy variada en recetas y estilos culinarios.

Las distintas civilizaciones que han pasado por esta isla caribeña han dejado su impronta, así como una diversidad de productos que ha llegado hasta estos días, dejando como resultado una gran influencia de las raíces española, centroamericana, haitiana, asiática y africana.

De acuerdo a Inés Páez, conocida como chef Tita, hoy se hace necesario rescatar las costumbres y tradiciones gastronómicas, pues entiende que es vital para el país valorar todo lo que somos y que no se pierda la esencia de la dominicanidad.

En este sentido dijo que los ingredientes emblemáticos de cada región y su utilización en la cocina se han ido perdiendo, a los que hay que darles prioridad, luego a los productos importados.

Promueve lo criollo

La chef, quien es propietaria del restaurante Travesías junto a su socio Francisco Lluberes, destacó que este lugar es un viaje exótico culinario por la isla.

En la actualidad está inmersa en rescatar el patrimonio gastronómico del país, reinventando platos y promoviendo la utilización de nuestros productos y haciendo la “Nueva cocina de República Dominicana”, un proyecto que Tita está vendiendo fuera y dentro de esta tierra, como marca país.

“La gastronomía de un país cuenta su historia, la gente de aquí ni siquiera sabe cuál es el plato que distingue al dominicano, muchos dicen que es “la bandera”, arroz, habichuela y carne, y el plato típico de aquí es el sancocho”, refirió.

Educando generaciones

“Tita” está haciendo un recorrido por las diferentes universidades del país y los colegios, para dar talleres, charlas y educar en este sentido y que las futuras generaciones conozcan la historia verdadera de esta gastronomía.

Explicó que hay que estudiarla, porque no aparecen muchos datos escritos, y lo que ella ha hecho es buscar documentos y hablar con personalidades que saben de esta rama como historiadores y antropólogos para dejar un legado a la sociedad.

Quiere que todos los chefs del país se unan a este rescate y aporten con su granito de arena. Se ha ido perdiendo nuestra esencia, aquí casi no hay restaurantes criollos, son muy pocos lo que hay, y cuando vas a otros países la gastronomía que prima es la de su país.

Afirmó que otra situación difícil es que en la universidades de aquí no dan la materia de cocina dominicana, así no se puede empapar a los estudiantes de cuáles son nuestras raíces e influencias que se tiene de los inmigrantes.

“Quiero hacer un llamado a las entidades del país para que se unan al rescate de nuestro patrimonio gastronómico que se ha perdido y que sean parte de esta nueva cocina de República Dominicana”, puntualizó.

 

Publicidad
Publicidad