Caos en UASD



Nuevamente la Universidad Autónoma de Santo Domingo es sometida al desorden por situaciones ajenas al estudiantado.

No se justifica que grupos promuevan disturbios por una acusación particular del presidente de la Federación Estudiantes Dominicanos, Jimmy Zapata, quien está preso desde hace varios días por la implicación en una supuesta banda de falsificación de documentos para enviar jóvenes a actividades en las Naciones Unidas.

Situaciones que no son propias de la academia vuelven a entorpecer su desenvolvimiento normal durante un periodo de cuatro años, sin que se establezca ninguna sanción.

Mientras tanto, más de 100 mil estudiantes y docentes, así como empleados, son “alegremente” afectados.

¿Y el Congreso?

El debate sobre la ley de partidos ha desbordado la atribución constitucional del Congreso, y ha tomado el ribete de una lucha de intereses partidarios, al margen de cualquier posibilidad de consenso entre los actores políticos.

Publicidad
Publicidad