Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 5:53 am

Candelita sabanera…



Hay un fenómeno político que por su bonhomía, porque no es como los truenos que espantan, muchos líderes de su propio partido –y de los demás— quisieran ningunear: David Collado, el alcalde del Distrito Nacional.

Cuando se candidateó fui su opositor, creyendo que convertiría al Ayuntamiento en un centro de experimentación política perremeísta. Pero el PRM lo ha soltado en banda y de su propio partido, más que apoyo, ha recibido principalmente bellaquerías y maldades.

Y pese a ello, por su desempeño sin aspavientos, una encuesta la semana pasada reveló que si las elecciones municipales del Distrito Nacional fueran hoy, con los mismos candidatos de 2016, un 73 % de los munícipes votaría por Collado.

Tras conocerlo por sus obras, porque no hay ni una sola valla publicitaria promoviendo su figura, y comparar con su antecesor, David resulta insuperablemente preferido.

Desde hace 18 meses mantiene una favorabilidad encima del 80 %, asombrosa ante la enormidad de los problemas urbanos capitaleños. ¿Qué hará Collado con este capital político? Ojalá su PRM aprenda a valorarlo.