Lunes, 23 de julio, 2018 | 9:26 am

Buena noticia



Las autoridades estadounidenses comunicaron de manera oficial el levantamiento total de la veda para el ingreso a su territorio de vegetales procedentes de República Dominicana, impuesta en 2015 al comprobarse la presencia en el país de la plaga conocida como “mosca del Mediterráneo”.

El levantamiento de la veda se hizo de manera paulatina, pues desde hace varios meses se había autorizado el ingreso de esos productos cosechados en las regiones Norte y Sur del país. Ahora se anuncia que se levanta también para la región Este.

La veda puso de manifiesto algo positivo que estaba oculto: los productores agrícolas dominicanos han logrado diversificarse y colocarse en nichos importantes en el mercado norteamericano.

El país tiene un potencial extraordinario para la producción de alimentos, pero requiere de afianzarse en mercados que están a la espera de que las iniciativas dominicanas los penetren.

La proliferación de líneas aéreas que tocan territorio dominicano a través de nuestros aeropuertos internacionales facilita la transportación a mercados inusuales.

Hay que aprovechar lo que tenemos, pues el desarrollo no se produce solo.

La veda en cuestión fue levantada gracias a un trabajo coordinado y consistente junto a Estados Unidos, una demostración de que nuestras autoridades y técnicos están capacitados para cumplir y hacer cumplir normas sanitarias internacionales.

Producir alimentos y exportar es una de las tantas patas que tiene el desarrollo.
El momento es propicio para aprovecharlo.