Martes, 25 de septiembre, 2018 | 7:53 pm

Brillo y esplendor en escenografía Soberano

Trayectoria. Uno de los reconocimientos más aplaudidos fue el otorgado a Cecilia García.

El salsero Víctor Manuelle celebró sus 25 años en los escenarios.
El salsero Víctor Manuelle celebró sus 25 años en los escenarios.


SANTO DOMINGO.-Con una escenografía que impactó al televidente, los Premios Soberano volvieron a obtener brillo y esplendor en su transmisión.

Desde sus hogares la teleaudiencia pudo apreciar colores vivos  y luces que le dieron un toque muy similar a premiaciones internacionales.

La música urbana tuvo a cargo el “opening” de la 34 versión de los premios   2018, que en esta ocasión se enfocaron en brindar un mejor espectáculo para los televidentes.

Natty Natasha y Ozuna

Natty Natasha y Ozuna

Los intérpretes Mozart La Para, Liro Shaq, Chimbala y  Don Miguelo  estrenaron el lujoso escenario que exhibió este año la premiación, seguido de una brillante coreografía montada por Guillermo Cordero, en la que  además participó como bailarina y cantante la presentadora del premio Nashla Bogaert. Momentos después se integró el otro presentador, Robertico Salcedo.

Ya iniciado el show, Joel López y su esposa Liza Blanco entregaron el “Soberano del Pueblo”, que por sexto año seguido ganó el popular cantante urbano Mozart La Para.

El segundo musical de la noche lo protagonizó el salsero puertorriqueño Víctor Manuelle, quien interpretó varios de sus éxitos, mientras en el público se encontraban sus compatriotas Daddy Yankee y Ozuna, que también tuvieron presentaciones más adelante.

Al ‘Negrito de Villa’ Sergio Vargas se le realizó un musical que interpretaron varios artistas   y fue de los reconocidos de la noche, junto a Ozuna y  la cantante mexicana Yuri.

Las  críticas que caracterizan la premiación no se hicieron esperar, y desde anoche los usuarios de las redes se expresaban sobre lo que consideraban negativo, entre lo que citaron la  alfombra roja, además de los vestuarios de las figuras.

Al cierre de esta edición faltaba el musical de Daddy Yankee.