Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 5:54 am

BID advierte América Latina debe dar respuestas “más efectivas” a “clamor” contra la corrupción

Luis Alberto Moreno, presidente del BID.
Luis Alberto Moreno, presidente del BID.


Mendoza (Argentina).- El “clamor” contra la corrupción en América Latina exige “respuestas más efectivas que las observadas”, ya que si no se ofrecen “pueden erosionar la fe en la democracia misma”, advirtió hoy Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Enfrentamos un clamor popular que dice basta, y pide respuestas que de no atenderse pueden erosionar la fe en los sistemas políticos y quizás en la democracia misma”, dijo Moreno en la apertura formal de la reunión anual de Gobernadores del BID que tiene lugar en la ciudad argentina de Mendoza.

Moreno remarcó que “el rechazo a la corrupción exige respuestas más efectivas que las observadas” en la región.

A la reunión anual de la institución financiera panamericana, que se prolongará hasta mañana 25 de marzo, asisten centenares de líderes económicos y políticos de la región.

“El buen funcionamiento de la Administración Pública es clave para recuperar la confianza y fortalecer la integridad; y el sector privado asumir su responsabilidad y combatir la falta de ética a la hora de hacer negocios”, agregó.

Por ello, insistió en que “el fortalecimiento de la democracia demanda instituciones mejor equipadas para aumentar la transparencia y detectar acciones evasivas” a través de “una mayor revisión de cuentas de políticos y funcionarios”.

En concreto, Moreno afirmó que “dar más claridad en la financiación de las campañas electorales será fundamental”.

En los últimos años, la revelación del caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica, ha mostrado la magnitud de sus actividades con implicación en diversos países, como Perú, Colombia, Brasil, Ecuador o Panamá.

En ellos, la constructora brasileña pagó sobornos a funcionarios para adjudicarse millonarios contratos en obras públicas y financiar de manera irregular las campañas electorales de sus líderes políticos.