Domingo, 16 de diciembre, 2018 | 6:17 am

Angiotomografía coronaria, eficaz para detectar males cardiovasculares

Afección. Estudio sensible para realizar un diagnóstico temprano sobre la ateromatosa coronaria. Factores. Obesidad, sedentarismo, hipertensión arterial, diabetes y fumar.

Este  estudio se indica en pacientes con uno o más de los factores de riesgo que aumentan la incidencia de infarto.
Este estudio se indica en pacientes con uno o más de los factores de riesgo que aumentan la incidencia de infarto.


La enfermedad cardiovascular es la principal causa de mortalidad en personas adultas en la última década. Según la Organización Mundial de la Salud, la misma inicia en la juventud con la formación de placas ateromatosas (área amarillenta formada por depósitos de grasa) en las arterias coronarias.

La radióloga cardiovascular Mixiel Montalvo Ramos, del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), asegura que la angiotomografía coronaria ha demostrado ser un estudio sensible y eficaz para realizar un diagnóstico temprano de enfermedad ateromatosa coronaria en pacientes mayores de 35 años de edad y que tienen factores de riesgo como: obesidad, sedentarismo, hipertensión arterial, diabetes, fumar o tener un familiar de primer grado que haya padecido un infarto cardíaco.

Todos estos factores conllevan a la formación de estas placas dentro de las arterias coronarias, la cual, con el paso del tiempo va obstruyendo el flujo de sangre a través de las mismas. Al obstruirse, cesa o se disminuye significativamente el paso de oxígeno hacia el corazón, ocasionando un fuerte dolor de pecho opresivo, típico del infarto y dependiendo de su magnitud y del tiempo transcurrido antes de iniciar tratamiento, puede conllevar a la muerte, destaca Montalvo Ramos.

El equipo ofrece una imagen de alta resolución y emite  menor cantidad radiación al paciente.

El equipo ofrece una imagen de alta resolución y emite menor cantidad radiación al paciente.

Se puede prevenir

La radióloga cardiovascular recalca que la detección temprana de este tipo de afecciones es posible mediante una angiotomografía coronaria, la cual verifica la presencia de placas ateromatosas y si las hay, determina el grado de obstrucción que esta ocasiona.

“El estudio se indica en pacientes con uno o más de los factores de riesgo que aumentan la incidencia de infarto, que no estén presentando dolor de pecho típico de este al momento de la indicación ni tengan pruebas clínicas positivas que sugieran un diagnóstico de infarto”, señala la especialista.

Dice además que se ha demostrado que este estudio posee una sensibilidad mayor al 95% para detectar estrechez u obstrucción en las arterias coronarias. La angiotomografía coronaria es un estudio no invasivo que se realiza en minutos, sin necesidad de admitir al paciente y es altamente seguro.

En caso de diagnosticarse enfermedad coronaria no obstructiva, el médico referidor del paciente lo trataría con medicamentos que disminuyen la formación de placas ateromatosas.

Si se diagnostica enfermedad coronaria significativa, entonces se recurre a modalidades invasivas tales como, cateterismo cardíaco o cirugía coronaria a fin de corregir la misma.

Equipo moderno

La especialista asegura que el departamento de Imágenes del Centro Cardiovascular de Cedimat es pionero en la realización de este estudio, ofreciendo la ventaja de que cuenta con uno de los equipos de tomografía más modernos del país, el cual ofrece una imagen de alta resolución y emite la menor cantidad de radiación al paciente durante el examen.

La doctora señala además que el “score” o puntuación coronaria de calcio, es otro estudio realizado en tomografía y es un método de diagnóstico por imágenes más sencillo para predecir riesgo de infarto.

Para este estudio no hay que administrar medio de contraste y la radiación que el paciente recibe es menor.

Se realiza utilizando un “software” que detecta la densidad cálcica en las arterias coronarias, así como la placa ateromatosa calcificada, arrojando una puntuación que al correlacionarse con la edad y sexo del paciente permite estimar el riesgo en los próximos años para padecer un evento coronario agudo.

“Al igual que la tomografía coronaria, este examen posee una alta sensibilidad diagnóstica”, indica Montalvo.

Es vital hacerlo con un personal calificado

En Cedimat, ambos estudios son realizados por un personal técnico entrenado específicamente para el área cardiovascular y solo la angiotomografía coronaria requiere una simple preparación desde el día anterior.

La interpretación de estas imágenes las realizo junto a la doctora Wendy la Paz, cardióloga con especialidad en Imágenes Cardiovasculares. Ambos estudios se realizan con cita previa.