Miércoles, 26 de septiembre, 2018 | 6:40 am

Análisis para detectar avance del melanoma

Ayuda a dar seguimiento a la propagación de un cáncer de piel

27v 19_2,p01


Santo Domingo.-Un grupo de científicos concluyó que buscar el ADN tumoral ubica mejor la propagación del cáncer que la prueba estándar, según un estudio publicado en la revista Molecular.

Un nuevo análisis de sangre podría mejorar la capacidad de los médicos de dar seguimiento a la propagación de un cáncer de piel, el melanoma avanzado, según los resultados del estudio preliminar de tamaño reducido.

El análisis monitoriza los niveles en sangre de fragmentos de ADN de células cancerosas muertas, y es más efectivo que la prueba actual para el seguimiento de la gravedad y la propagación del melanoma avanzado, señalaron los investigadores.

Resultados

“Los resultados de nuestro estudio muestran que el ADN tumoral en circulación es un análisis de sangre superior para evaluar y seguir la progresión del melanoma metastásico”, aseguró en un comunicado de prensa del Centro Médico Langone de la NYU el investigador principal del estudio, el Dr. David Polsky, que trabaja en el centro.
Actualmente, se realiza un análisis que mide los niveles en sangre de una enzima llamada lactato de deshidrogenasa (LDH) para orientar la gestión del cáncer.

Los niveles de LDH aumentan durante el crecimiento tumoral agresivo. Pero los niveles de LDH también aumentan debido a otras enfermedades y funciones biológicas, apuntaron los autores del estudio.

El análisis

El nuevo análisis evalúa los niveles de ADN tumoral circulante (ADNtc), que se libera en la sangre cuando las células tumorales mueren, explicaron los investigadores.

El estudio incluyó a 31 pacientes con melanoma avanzado (metastásico) inoperable, a quienes se realizaron ambas pruebas.

El estudio encontró que los niveles en sangre de ADNtc eran elevados en el 80 por ciento de los pacientes que estaban a punto de someterse a tratamiento por el melanoma avanzado. Los niveles en sangre de LDH eran elevados en apenas un 30 por ciento de esos pacientes, mostró el estudio.