Miércoles, 19 de septiembre, 2018 | 1:21 pm

Alimentación de niños autistas debe ser libre de químicos y preservantes

Sana. No puede tener contaminantes pepsticidas, ni metales y sin ingredientes indigeribles. Condición. Los hace ser selectivos y con algunas irregularidades para una inadecuada digestión.

16__20_01p01


SANTO DOMINGO.-Los niños que padecen del Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) sufren algunas alergias e intolerancias que genera grandes problemas a la hora de alimentarse.

Esto desencadena inapetencias, poca sensación de hambre, problemas sensoriales, lentitud al comer y vómitos, si ven un alimento que no es de su agrado, provocando que sea un momento desagradable tanto para ellos como para los padres.

De acuerdo a Dulce Maríñez, pediatra y nutrióloga clínica de niños y adultos, esto se debe a que su sistema inmunológico se encuentra deprimido y son muy vulnerables a las infecciones y alergias porque tienen una flora intestinal alterada (disbiosis) lo cual inflama ciertas áreas específicas de su cerebro las cuales se relacionan con trastornos del lenguaje y de la socialización.

En este sentido, explica que por eso una alimentación sana sin químicos ni preservantes, sin contaminantes como los pepsticidas ni metales y sin algunos alimentos indigeribles para ellos los hará sentirse mejor y desinflamar su cerebro.

Cuáles son los factores

La doctora manifestó que los principales factores que desencadenan estos problemas son los trastornos digestivos tanto por alteraciones de las papilas gustativas, las cuales se destruyen por gérmenes, bacterias y hongos, los que les cambia el paladar.

Como también por las deficiencias de enzymas digestivas provocadas por gastritis, reflujos, cólicos y estreñimiento alternado con diarreas.

“Estas alteraciones los lleva a una inadecuada digestión dejando los alimentos enteros, lo que produce aumento de bacterias y hongos (disbiosis) y desencadenando permeabilidad intestinal (orificios) por donde entran estos alimentos mal digeridos a la sangre y contaminando algunos órganos sobre todo el cerebro donde las células microglia se defienden, atacan y producen la inflamación, que los desconecta del medio externo”, dijo.info-alimentacion-autistasMaríñez, experta en lactancia materna, aseguró que en el país todavía no hay estadísticas precisas de cuántos niños padecen este problema, ya que cada centro maneja sus casos, afirmando que lo que sí es seguro es que está en aumento y en Estados Unidos de cada 59 niños uno tiene autismo.

Genes alterados

Dijo que con el descubrimiento del genoma humano desde el 2003 se han identificado alrededor de 8 genes alterados, los cuales desencadenan la condición, estos tienen relación con alteración del medio ambiente sabiendo que la dieta es una parte importante de este.

Agregó: “Desde hace 10 años trabajo con los trastornos alimenticios de la condición autista, investigándolos profundamente y determinando qué línea nutricional tienen alterada, investigo la condición de su flora intestinal y que tan intoxicados están de metales pesados y se comienza un tratamiento natural llamado Biomédico, en el cual se reponen todas las deficiencias nutricionales y se liberan de todas las toxinas mejorando su sistema inmunológico y su condición neurológica”.

Los problemas de masticación

Algunos niños tienen problemas de deglución y de masticación, sobre todo si tienen estrés postraumático por ahogamiento al tragar pero no es lo más frecuente.

Los padres deben saber qué la alimentación que se les pone es saludable y está dentro de la canasta familiar.

Su dieta básica es libre de gluten, soya y cafeína, libre de azúcar y colorantes. Endulzar con Xilitol y Stevia leches de almendra, coco y arroz.