Al sistema judicial le urge un segundo proceso de reformas

El expresidente de la Suprema expresa que falta hacerla más accesible, eficaz y expedita

La sola presencia de este hombre representa autoridad. En tono bajo, pero firme, cree que no se ha mejorado  la calidad de la justicia.
La sola presencia de este hombre representa autoridad. En tono bajo, pero firme, cree que no se ha mejorado la calidad de la justicia.





Santo Domingo.-Para nadie es un secreto que la primera reforma del Poder Judicial fue una iniciativa del “dream teams” que asumió la Suprema Corte de Justicia (SCJ) del 1997 al 2011 y que estuvo encabezada por el jurista Jorge Subero Isa.

Sin embargo, esa “segunda ola” para continuar con el cambio, narra el expresidente de ese alto tribunal, se truncó con la “salida abrupta” del equipo, por lo que Subero Isa desconoce si en la actualidad se le ha dado seguimiento a “ese embrión (iniciativa)”.

Él tenía la esperanza de que después de haber logrado la independencia, se mejoraría la calidad de la justicia.
Con una voz que denota preocupación, cree que “esta última parte no se ha logrado.

Hemos seguido con la misma falencia, con los mismos problemas de antes, y ese paso necesario a la segunda ola de reforma judicial hay que agotarlo en algún momento”.

Expresa que el segundo proceso consistiría en que la justicia fuera más accesible, eficaz, expedita y menos onerosa.
Relata que la “primera ola” consistió en lograr la independencia de los políticos, de los empresarios y hasta de la sociedad civil y recobrar la credibilidad, lo que lograron en esta primera etapa.

Precisa que esas quejas son las mismas del año 1995, “la cantidad de presos preventivos, la mora judicial, la dilatación de los procesos”, una segunda ola de reforma consistía básicamente en que esa justicia fuera más accesible.

Resalta que un proceso judicial en la República Dominicana es incosteable, ya que solo con los viajes que tiene que dar una persona en procura de una información y con lo caro que están los pasajes, ya eso es suficiente.

Observa que en su paso por la SCJ lo único que hizo fue articular un equipo gerencial.

Recuerda que en principio todo el mundo entendía que podía manejar la administración de justicia, pero “nosotros siempre mantuvimos una posición digna y de independencia”.

Destaca que la mejor evidencia de eso fue que ellos rebasaron la crisis bancaria, sin ningún tipo de cuestionamiento.
“Aquí cayeron presos los principales dueños de banco.

Aquí hay periódicos que no mencionan mi nombre ni a favor ni en contra. Eso denota la idea de que fue un equipo que actuó con responsabilidad, honestidad e independencia”, acota.

“Los líderes políticos se acabaron”

Subero Isa asevera que los líderes políticos se acabaron, de acuerdo a como él ve el futuro.

“Es increíble que tengamos menos líderes políticos que hace 30 años”, dice. Invita a que busquen en los partidos como el Revolucionario Dominicano, el de la Liberación Dominicana y en el Social Cristiano, “busquen, ¿cuántos tenemos ahora?” Reitera que “ahora no hay líderes políticos”.

Explica que los líderes políticos capaces de enardecer, convencer a las masas de una posición, capaz de articular una propuesta económica, política y conceptual, “no los tenemos”.

Señaló, sin embargo, que hay una ventaja y es que a través de las redes sociales, de la velocidad con que se están produciendo los acontecimientos, surgen movimientos y personas capaces de articular esos procesos.

“El mejor ejemplo de eso es Francia. Qué tiempo duró para que se articulara ese movimiento.

Yo le atribuyo mucho méritos a la mujer, más por la edad que por ser mujer, en ayudar a esta persona alcanzar este logro (refiriéndose al actual presidente de esa nación, Emmanuel Macron y su esposa Brigitte)”.

En esta realidad social dominicana hay que tomarlo mucho en cuenta, concluye.

Publicidad
Publicidad