Miércoles, 19 de septiembre, 2018 | 7:23 pm

Afiliados al Seguro Familiar de Salud atrapados en luchas de intereses

Reacción. Adars reitera que ofrecen servicios como establecen las leyes. Posición. CMD exige mayor retribución por servicios.

Las ARS están negando servicios médicos prescritos por médicos fuera de su red.  Foto Archivo
Las ARS están negando servicios médicos prescritos por médicos fuera de su red. Foto Archivo


SANTO DOMINGO.- Los actores del sistema de la Seguridad Social han iniciado una guerra de intereses, donde lo que menos importa es la protección de los afiliados.

Mientras las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) niegan ser un “cartel”, asegurando que ofrecen servicios de acuerdo a lo que establecen las leyes, el Colegio Médico Dominicano (CMD) amenaza con paralizar los servicios en los próximos 30 días, lo cual va en detrimento del sistema de salud.

En tal sentido, el presidente de la Asociación de Administradoras de Riesgos de Salud (Adars) José Manuel Vargas, desmintió que las ARS apliquen restricciones a los diagnósticos y medicamentos, explicando que “el catálogo de prestaciones de servicios de salud lo establece el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), quien además ordena al médico para prescribir y que esté dentro de la red”.

“La verdad es que no tenemos inclinación vertical, damos los servicios acorde con la Ley 87-01 sobre la Seguridad Social. Somos entidades serias y responsables y transparentes”, manifestó el presidente de la Adars.

Vargas llamó a las clínicas a dejar sin efecto el llamado a paro hecho por el CMD, por lo que les pidió brindar servicios a los afiliados, en función de lo que establece el sistema, por entender que el paciente no debe sufrir las consecuencias de intereses particulares.

Des su lado, el CMD exigió el pasado lunes más independencia laboral y mayores retribuciones por sus servicios, al demandar actualizar los honorarios y tarifarios de acuerdo a la ley y ajustarlos a la inflación acumulada, respeto a la libre elección del prestador de servicio, al Código Único y los acuerdos sobre la glosa.

El gremio plantea la modificación de la Ley 87-01 y que el poder de veto pase al Estado, actualizar el Plan Básico de Salud (PBS), rescatar el valor de la receta médica y el derecho médico a la prescripción.

— Lorem ipsum
El ministro de salud, Rafael Sánchez Cárdena, dijo que la Ley 87-01 se está quedando detrás de los procesos, por lo que advierte se hace necesario aplicarle modificaciones, lo cual se debe organizar con los actores del sistema.