Martes, 22 de enero, 2019 | 6:41 pm

Abuso sexual infantil intrafamiliar



Abuso sexual se considera desde una mirada con lascivia o intención sexualizada hasta un coito no consensuado. Los infantes son los más vulnerables de abuso en la familia. Puede ser por abuelos, tíos, primos y los mismos padres o amigos cercanos a la familia.

Es importante saber que los abusadores son personas con un grado de confianza tal, que el abusado ni los allegados se dan cuenta a tiempo de detenerlo.

Estos abusos comienzan de manera tan sutil que llegan a convertirse en un estilo de vida para los involucrados.
Tener cuidado cuando un niño presente problemas de conducta o concentración, terror nocturno, miedos no detectados anteriormente, ansiedad, trastornos de autoestima alta o baja, trastornos en la alimentación o el sueño, control inadecuado de la ira o de los impulsos, aislamiento, autolesiones y cambios repentinos, pues son algunas de las características que puede presentar un niño abusado.

Esta es una situación muy traumática para los niños y el deber de la familia es informarlos de que estás situaciones existen, inmediatamente el niño pueda entendernos. La comunicación es importante y vital.

Cuando los niños son muy pequeños, es necesario que los cuidadores sean supervisados por otras personas. Ejemplo, los padres por los abuelos, los abuelos por los padres, los tíos y amigos por padres y abuelos, etc.

Lo importante es que se involucre la familia más cercana y Ian rayar en la neurosis, estar todos a la expectativa con relación a ese niño que necesita cuidados, no abusos.

Publicidad