Jueves, 16 de agosto, 2018 | 6:19 pm

Abogado de Trump admite haber pagado 130 mil dólares a actriz porno vinculada al presidente

El presidente se presentó allí solo luego de las primeras revelaciones sobre su relación con esta actriz de cine pornográfico. Cohen dijo que Trump no le había rembolsado la suma pagada a Stephanie Clifford, de 38 años, conocida bajo el nombre de Stormy Daniels en la industria pornográfica. El pago fue hecho legalmente, añadió el abogado.

Stormy Daniels dio su versión de la historia en una entrevista a la revista In Touch realizada en 2011, pero que recién fue publicada en enero pasado. Según el Wall Street Journal, ella confesó haber tenido en privado contactos sexuales con Donald Trump en julio de 2006, al margen de un elegante torneo de golf disputado cerca de lago Tahoe, una zona turística ubicada entre California y Nevada.
Stormy Daniels dio su versión de la historia en una entrevista a la revista In Touch realizada en 2011, pero que recién fue publicada en enero pasado. Según el Wall Street Journal, ella confesó haber tenido en privado contactos sexuales con Donald Trump en julio de 2006, al margen de un elegante torneo de golf disputado cerca de lago Tahoe, una zona turística ubicada entre California y Nevada.


WASHINGTON.-El abogado personal del presidente estadounidense Donald Trump reveló haber pagado 130.000 dólares de su bolsillo a una actriz de cine pornográfico que afirmó haber tenido una relación sexual con el magnate inmobiliario en 2006.

En una declaración publicada el martes en el New York Times, el abogado Michael Cohen no precisó las razones de ese desembolso de dinero, mientras que el presidente estadounidense ha sido acusado en múltiples ocasiones por su conducta con las mujeres.

Las declaraciones de su abogado podrían reactivar las especulaciones sobre el estado de sus relaciones con su esposa Melania, que en enero anuló un viaje a Davos en Suiza.

El presidente se presentó allí solo luego de las primeras revelaciones sobre su relación con esta actriz de cine pornográfico. Cohen dijo que Trump no le había rembolsado la suma pagada a Stephanie Clifford, de 38 años, conocida bajo el nombre de Stormy Daniels en la industria pornográfica. El pago fue hecho legalmente, añadió el abogado.

“Ni la Organización Trump, ni la campaña de Trump participaron en la transacción con Clifford, ni nadie me rembolsó ese pago, ya sea directa o indirectamente”, señaló Cohen.

El pago a Clifford “no fue una contribución a la campaña o un gasto de campaña por parte de nadie”, agregó el abogado en su declaración. El presidente estadounidense era un simple ciudadano en 2006 cuando supuestamente tuvo lugar su encuentro con la actriz.

Trump ya estaba casado en esa época con Melania, la ex modelo eslovaca, quien había dado a luz a su hijo Baron cuatro meses antes. El pago a Clifford había sido revelado el 12 de enero pasado por el Wall Street Journal.

En un comunicado, la Casa Blanca había desmentido categóricamente todo encuentro de carácter sexual entre Donald Trump y Stormy Daniels. “Se trata de viejas informaciones recicladas, que han sido publicadas y desmentidas con vehemencia antes de la elección” presidencial de noviembre de 2016, aseguró un responsable de la presidencia.

Avergonzada

Stormy Daniels dio su versión de la historia en una entrevista a la revista In Touch realizada en 2011, pero que recién fue publicada en enero pasado.

Según el Wall Street Journal, ella confesó haber tenido en privado contactos sexuales con Donald Trump en julio de 2006, al margen de un elegante torneo de golf disputado cerca de lago Tahoe, una zona turística ubicada entre California y Nevada.

Entrevistada a fines de enero en la emisión de Jimmy Kimmel en la cadena ABC, Stormy Daniels, que estaría obligada por un acuerdo de confidencialidad, no reveló nada en especial, riendo de manera avergonzada y desviando constantemente las preguntas de su interrogador.

Durante la campaña hacia la Casa Blanca y desde que es presidente, Trump ha sido acusado por varias mujeres de acoso o manoseos sexuales en el pasado, hechos que el mandatario ha negado de plano. Durante la campaña presidencial en 2016 fue publicado un video de 2005 en el cual Donald Trump se vanagloriaba de poder “agarrar” a las mujeres “por la vagina” gracias a que él era una celebridad.

Dado por muerto políticamente tras la publicación de este video en plena campaña, y además acusado por varias mujeres de haber sido acosadas o agredidas sexualmente, Trump sin embargo fue elegido como el 45° presidente de Estados Unidos.

En una sociedad tan puritana como la sociedad estadounidense, el adulterio es mal aceptado. Pero Donald Trump ya ha demostrado que para él no se aplican forzosamente los cánones clásicos de la política.