La desesperación “mata”

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel


La gimnasia es una de las disciplinas donde el atleta necesita condiciones físicas y mentales de extraordinario orden para escalar a nivel mundial.

Y cuando en un país como el nuestro, con un presupuesto minúsculo para esa disciplina, logra llevar a un representante a lo máximo, no se puede tratar de exprimirlo en unos pocos meses.

El tiempo de vida útil de un gimnasta no es igual al de otros deportes, es más corta, dada la delicadeza y las grandes probabilidades de lesión, por lo que no se puede abusar, hay que ser muy comedido porque cada evento requiere de mucho esfuerzo.

El país cuenta hoy con Audry Nin Reyes, quien ha alcanzado niveles impensables, ocupando los primeros lugares del “ranking” mundial, pero con él se ha estado forzando el “mingo” como dice el refrán.

A Nin Reyes lo llevan a mil en los últimos meses, porque aunque ganó medalla de oro en París, los dirigentes y su entrenador saben que compitió lesionado, y que hubo que medicarlo para participar.

Así las cosas, debieron darle el tiempo para que se recuperara, y no exponerlo en menos de un mes y medio al campeonato mundial que se efectuó la pasada semana en Montreal, Canadá, donde no pudo competir porque se le recrudeció la lesión.

La carrera de Yamilet Peña, ya está en baja, y no siguió escalando mejores peldaños, porque la aceleraron tras ganar el oro en salto en la copa mundial en Colombia, y esto como es lógico, conlleva sus consecuencias.

Por lo tanto, no se justifica, bajo ninguna circunstancias, que a atletas con condiciones extraordinarias se les acorte su carrera por querer correr más que la bola.

RADARES. Joe Giraldi, el dirigente de los Yanquis, no ha estado enfocado bien, y al parecer esto podría traer graves consecuencias a su carrera . Ha metido la pata, las manos y hasta la cabeza…

No hay duda que ha bajado un mundo la influencia de los clubes deportivos y culturales en los sectores populares de Santo Domingo.

Publicidad
Publicidad